Cartagena de Indias
Seguro que el nombre de Cartagena de Indias no te resulta desconocido, ya que se trata del principal destino turístico de Colombia gracias a una privilegiada ubicación a orillas del Mar Caribe. Cuando hablamos de estos destinos exóticos nos podemos imaginar acostados sobre una tumbona en cualquiera de sus playas de arena fina, con los suaves y reconfortantes rayos del sol bronceando nuestra piel, reflejados en sus tranquilas y cristalinas aguas.

Desde luego nuestra imaginación no hace justicia a este paradisíaco rincón del hermoso y encantador territorio de Colombia. Todo esto y mucho más te están esperando en Cartagena de Indias, un mágico e inolvidable destino en el que disfrutar de unas vacaciones de ensueño. Uno de los puntos turísticos más importantes de la ciudad, desde el punto de vista cultural, es la entrada al centro histórico, la Torre del Reloj, también conocida como Boca del Puente, que fue construida en el siglo XIX.

Cartagena de Indias
La arquitectura juega un papel muy importante en la ciudad, donde sobre todo destaca un importante legado español que convierten a Cartagena en una de las ciudades más hermosas del sur de América. En la actualidad, la ciudad está rodeada de baluartes que son estructuras parecidas a las murallas, y el objetivo principal de su colocación fue proteger a la ciudad en caso de una posible invasión o saqueo extranjero. Esta herencia arquitectónica ha servido a Cartagena para ganarse el nombre de la ciudad amurallada.

Además de todos estos edificios históricos y monumentos, tampoco puedes perderte los museos y centros culturales de la ciudad. La mejor manera de conocer y entender las costumbres, tradiciones y el estilo de vida de este hermoso país. El Museo de Oro, el de Arte Moderno o el Museo Naval del Caribe, son algunos de los más conocidos y que más visitas recibe.

Como ves en Cartagena de Indias además de un divertido día de playa rodeado de lujo y comodidad, también tendrás la oportunidad de sumergirte de lleno en la cultura del país y descubrir la simpatía y hospitalidad de sus habitantes.