Bora Bora, un paraíso de ensueño
Uno de los destinos vacaciones más frecuentes de los últimos años y más mencionados en las agencias de turismo es el paraíso natural de la Polinesia Francesa, Bora Bora. Un paisaje de ensueño con unas espectaculares playas de arena fina y unas cálidas y cristalinas aguas, que invitan a disfrutar de un reconfortante baño.

La paradisíaca isla debe su origen a un gran volcán que actualmente está cubierto por un hermoso lago de pacíficas y transparentes aguas. La isla es un auténtico regalo para los cinco sentidos, rodeada de arrecifes de coral y de una naturaleza y una fauna exóticas y sorprendentes.

Bora Bora, un paraíso de ensueño
El hecho de que todavía no haya llegado el fuerte turismo a este escondido rincón de la Polinesia Francesa, hace posible que Bora Bora sea un destino de ensueño y muy tranquilo, las clásicas vacaciones que todos hemos deseado disfrutar al menos en algún momento de nuestra corta vida.

Actualmente, la isla merece la distinción del destino más exótico del mundo, y no le faltan motivos. Las habitaciones de los hoteles son muy características, ya que están construidas cerca de las cristalinas y tranquilas agua que rodean la isla. Si te alojas en cualquier de esos lujosos hoteles podrás apreciar el hermoso paisaje marino de la región, que explica por qué la isla está considerada la más bonita de todo el mundo.

Bora Bora, un paraíso de ensueño
Al tratarse de un paraíso cercano al mar, es lógico que muchas de sus actividades sean acuáticas, como por ejemplo remar en canoa para descubrir en profundidad todos los misterios del mundo marino, buceo en sus pacíficas agua repletas de arrecifes y sorprendentes especies, broncearse bajo el cálido sol en sus extraordinarias playas, y por supuesto degustar la deliciosa gastronomía de la región y descubrir el encanto de las costumbres de los habitantes de la zona.