bateria-de-castillitos-de-murcia-un-lugar-con-historia
Los hemos visto en películas históricas y nos los hemos imaginado cientos de veces al leer novelas sobre esta época histórica. Los castillos despiertan curiosidad y admiración, tanto por la historia que aún vive entre sus muros de piedra, como por la belleza arquitectónica de estas construcciones.

Si eres un amante de estas construcciones, no te puedes perder la Batería de Castillitos de Murcia. Te dejará sin aliento.

Patrimonio Histórico

Esta fortificación pretendía ser soporte para la artillería costera. Su privilegiado enclave natural, situada en el cabo Tiñoso, en el municipio de Cartagena, se convertía en el escenario perfecto para ello.

bateria-de-castillitos-de-murcia-un-lugar-con-historia
Para muchos, esta fortificación es un parque de atracciones dentro del mundo de los castillos. Tanto es así, que este escenario ha sido nombrado Bien de Interés Cultural y es Patrimonio histórico de España. Sin duda, una visita obligada que no te puedes perder.

Con vistas de la bahía de Cartagena

A pesar de su aspecto medieval, esta fortifación es mucho más reciente de lo que muchas personas se imaginan. La batería fue construida entre 1933 y 1936 y formaba parte de un proyecto de defensa a la estratégica plaza de Cartagena. En la actualidad, su único objetivo es obsequiar a los viajeros con unas vistas marítimas de ensueño.

Situado a 250 metros sobre el mar, esta fortificación también nos sorprende con sus históricos cañones de origen británico que tienen tubos de casi 18 metros. Igual de espectaculares son las vistas de la bahía de Cartagena, la bahía de Mazarrón y la sierra de la Muela. ¡No olvides la cámara de fotos!

bateria-de-castillitos-de-murcia-un-lugar-con-historia
Por lo que se refiere a su arquitectura, la fachada de Batería de Castillitos imita a la perfección un castillo medieval. Su estilo respeta fielmente los rasgos característicos de las construcciones de este período histórico, aunque se aprecian pequeños y sutiles detalles modernos que revelan que la fortificación no pertenece al medievo.

Almacenes de pólvora y artillería

Un detalle curioso es que la arquitectura de la batería se mezcla con la textura de la roca, evitando así ser descubierta desde la lejanía. Aunque una vez que estamos dentro de la fortificación, descubrimos que cada pieza de artillería dispone de una sala de máquinas, almacenes de pólvora y otros muchos recuros propios de un recinto destinado a servir de defensa contra posibles ataques.