Asunción, la capital de Paraguay
Viajar es una de las aficiones favoritas de cualquier persona, el problema es la falta de tiempo y de dinero. Si eres uno de esos grandes aficionados a recorrer el mundo con una mochila a cuestas y callejear por los rincones más desconocidos e inhóspitos de nuestro planeta, tienes una cita imprescindible en la capital de Paraguay, Asunción.

Una de esas ciudades poco habituales en las agencias de viajes, pero que enamora a cualquier persona que la visita. Un destino diferente, para los turistas más inquietos y deseosos de conocer otras culturas, descubrir nuevos sabores y aprender cosas nuevas. En definitiva, vivir una experiencia única e irrepetible.

Asunción, la capital de Paraguay
Asunción está ubicada en la orilla izquierda oriental del río Paraguay y tiene un clima subtropical con veranos calurosos e inviernos que pueden incluso llegar a sufrir heladas, así que un consejo es que visites la ciudad en primavera o verano.

La mejor forma de conocer Asunción es callejear por la ciudad, mientras te relajas con un agradable paseo, donde descubrirás los siete tesoros que forman el Patrimonio cultural de la capital paraguaya. Se trata de una iniciativa que pretende divulgar el patrimonio cultural, artístico y arquitectónico de Asunción, tanto a los turistas como a los propios habitantes.

Asunción, la capital de Paraguay
Tu recorrido tiene paradas en la Catedral Metropolitana de Asunción, uno de los siete tesoros más espectaculares; el Palacio de los López, la sede del gobierno de Paraguay; el Panteón Nacional de los Héroes; el Museo del Cabildo, que es además el centro cultural de la República de Paraguay; el Hotel Guaraní, con una extraordinaria fachada; el Teatro Municipal Ignacio A. Pane y por último, la Iglesia de la Santísima Trinidad. Después de un largo paseo, lo mejor es que te acerques a los barrios más céntricos de la ciudad y disfrutes de la cocina paraguaya, no te olvides tampoco de visitar los comercios y bares de la zona.