Aldea histórica en Portugal
Casas de granito y de pizarra con un estilo arquitectónico rural, majestuosos castillos medievales y callejuelas, avenidas y plazas que desprenden historia y tradición. Así son los encantadores y pintorescos municipios de Portugal. Un destino perfecto para rodearse de la naturaleza más genuina, en la que podrás disfrutar de unos paisajes de gran belleza y diversidad, además de ser testigo del estilo de vida más auténtico de los habitantes.

Como Portugal es muy grande te aconsejo visitar la maravillosa aldea de Monsanto, que se alza majestuosa sobre lo alto de un peñascal, obsequiando a los turistas con unas vistas extraordinarias de la naturaleza portuguesa. Esta aldea histórica conserva fielmente el orgullo de un pueblo muy antiguo, tal y como se aprecia a la perfección en muchos de sus monumentos, donde se observan las raíces más profundas de la cultura del país, intacta a pesar del transcurso de los años.

Aldea histórica en Portugal
Las callejuelas estrechas e inclinadas, las casas solariegas y el conglomerado de unos edificios elaborados con granito y piedra, son algunos de los aspectos más destacados de este municipio que también podrás encontrar en otras aldeas típicas de Portugal. Uno de los monumentos más visitados es la Torre de Lucano, una asombrosa construcción del siglo XIV que ofrece a los viajeros unas vistas extraordinarias de buena parte del municipio, que recuerdan a una postal.

Aldea histórica en Portugal
Un regalo para la vista que consigue enamorar incluso a los viajeros más experimentados, quienes tendrán la oportunidad de asombrarse con unas piedras de espectaculares dimensiones, distribuidas a lo largo y ancho del municipio. Una escapada cultural que te permitirá descubrir un estilo de vida tranquilo y tradicional, rodeado de belleza más característica de la parte centro de Portugal. Y como colofón final, no te olvides de probar los platos más típicos de la gastronomía de la región.